Novedades 20151122

publicado en: HART, Profibus, Seguridad | 0

Llegar por comunicaciones hasta los sensores era prohibitivo hace unas décadas por los costes de la electrónica. Hoy, la situación se invierte. A pesar de que es difícil tumbar el estándar 4-20mA, no tiene mucho sentido que un instrumento digital (la mayoría de los transmisores actuales) genere una señal analógica para volver a muestrearla y codificarla en el PLC. Carl Henning se extiende en más cuestiones al comparar el lazo de corriente con Profibus (error sistemático, ruido, calibración, espacio, cableado…) y concluye que debemos ir despidiéndonos del sistema tradicional.
Andrew Ginter describe una de las soluciones que aporta su empresa para desplegar comunicaciones seguras en las plantas. Aunque hable de productos nuevos, la idea es antigua y sencilla, además de barata: establecer comunicaciones unidireccionales allí donde no es imprescindible el tráfico en los dos sentidos. En particular, considera la publicación de información desde planta hacia operación (OT), y de este departamento hacia sistemas (IT).
Hace una década se decía que ZigBee iba a protagonizar una revolución al hacer factibles las redes de sensores inalámbricas. Resolvía los problemas de consumo, alcance o ancho de banda de la WiFi (802.11) o Bluetooth. En 2015, los protocolos que en realidad están compitiendo por liderar el IIoT son WirelessHART e ISA100. Prometo extenderme, pero vayan por delante unas recomendaciones a la hora de elegir.