Novedades 20150920

Si alguna vez os habéis preguntado -como yo- el porqué de los 50Hz en Europa y 60Hz en América, entonces es que nos hemos quedado cortos. ¿Por qué no 25, 40, 53, 62’5, 66+2/3, 125, 130, 133+1/3 o 140Hz? Me ha divertido el artículo El origen de las frecuencias eléctricas ¿Por qué 50 y 60 Hz?, publicado por E. Aznar y J. Royo en el número 242 de Técnica Industrial (vía Nueva Tribuna)
¿Qué claves hay que atender a la hora de seleccionar un software SCADA? Wonderware, parte interesada, las resume así: comunicación con el hardware existente y futuro, funcionalidad, disponibilidad, soporte a largo plazo y seguridad. Quiero destacar una idea expresa de forma transversal: el usuario final suele incorrectamente concebir el sistema de control como una instalación completa y cerrada. Pero las instalaciones sufren modificaciones y ampliaciones, y las tecnologías evolucionan. Con dichos cambios, el SCADA debe adaptarse, como un elemento orgánico.
Siemens publica con frecuencia, en sus páginas de soporte, documentación, librerías y ejemplos que aportan valor adicional a los productos. Recientemente ha difundido dos recursos que me parecen de bastante interés. El primero es un manual que describe cómo acceder a bases de datos desde un S7-1500 y realizar las consultas habituales (selección, inserción, actualización y borrado). El segundo es un conjunto de librerías que dotan a WinCC de herramientas de uso común: calculadora, calendario, bloc de notas, chat, conversor de unidades, teclados y códigos QR.
Varios nos hemos preguntado en algún momento qué significa eso de smart city y por qué está armando tanto revuelo. Schneider Electric ha publicado un pequeño informe describiendo este nuevo concepto, la aplicación de las nuevas tecnologías de forma organizada para una gestión global del entorno urbano. Quien se quiera ahorrar la lectura completa, puede ir a la figura 5, donde desgrana los principales servicios que se pueden integrar.
Un motor paso a paso y un servo son constructivamente muy parecidos, y se usan con propósitos similares, pero sus características son muy diferentes. Danielle Collins describe los principios de funcionamiento y mecanismos de control de ambos. También de la misma autora, una descripción de los motores piezoeléctricos, que presentan algunas características notables en aplicaciones donde se requieran desplazamientos pequeños y limitados: gran torque, eficiencia y resolución mantenimiento casi nulo, etc.
Y para cerrar, un vídeo. Hay que admitir que ABB sabe vender sus productos. Con todos vosotros, YuMi, el robot que sabe hacer aviones de papel:

Novedades 20150908

La robótica ha contribuido sustancialmente a la productividad de los países desarrollados. Lo confirma un estudio de la Universidad de Uppsala que analiza el periodo desde 1993 a 2007 sobre 17 países. Para poner cifras, el número de robots se incrementó un 150% al tiempo que caían los precios de los productos elaborados en varios casos hasta un 80%. Donde choca con otros análisis similares es en el efecto sobre la mano de obra, ya que el estudio encuentra aumento de desempleo u horas trabajadas, y sí de los salarios.
En muchos sectores la tendencia es la contratación de servicios, y con ello despreocuparse de instalaciones, mantenimiento, actualizaciones, etc. En esta línea, los SCADA en la nube están en auge. Pero a la hora de decantarse por un proveedor, la seguridad es crítica. Como comenta Patrick D. Howard, protocolos usuales (Modbus o DNP3) no proveen siquiera encriptación. En su artículo determina nueve puntos a tener en cuenta, a los que yo añadiría varios más: autenticación de servicios y usuarios, diferentes niveles de acceso, disponibilidad, uso de estándares…
Los controladores S7 de Siemens (300, 1200 y 1500) disponen de una librería para enviar datos que se almacenan como ficheros gracias a la aplicación TCP file server. Está también disponible el código de dicha aplicación, para quien necesite adaptaciones (se me ocurre, por ejemplo, escritura en base de datos). El recurso es muy interesante para quien desee generar informes en un sistema sin SCADA o que no pueda garantizar la conectividad continua.
El QoS (Quality of Service) es una medida de la calidad del tráfico de red, pero también hace referencia a un conjunto de técnicas que permiten priorizarlo de red en función de sus características (por protocolos, servicios, dispositivos, etc.). Nos permitirían, acudiendo a un ejemplo extremo, emplear una red de planta para la transmisión de vídeo, asignándole a éste un menor ancho de banda para no entorpecer la comunicación de otros dispositivos.
La web infoPLC tiene un repositorio bastante completo de documentación recopilada de distintos fabricantes. Va desde manuales a cursos pasando por soluciones breves a cuestiones comunes.
Y hablando de cursos, la Universidad Miguel Hernández ha compartido el temario de un curso de Automatización Industrial, muy adecuado para quien quiera iniciarse en la programación de los PLC.
Hace poco el País hacía una reflexión sobre la seguridad en el Internet de las cosas (IoT). Aunque no se puede generalizar a partir de 10 artículos, es cierto que en el mercado escasean productos con requisitos tan básicos como encriptación de las comunicaciones. Y ante un panorama previsto de 26.000.000.000 de objetos conectados en nuestro entorno cotidiano para dentro de 15 años, se trata de un problema serio.
Y a continuación, la muñeca Cayla.

Novedades 20150712

Bill Tanner, presidente de Sensoray, escribía esta semana una guía breve para la elección de sensores de temperatura. Comienza distinguiendo las propiedades de termopares, RTD, termistores, diodos y sensores de infrarrojos. En función de ellas, el punto de medida, rango, precisión, coste, etc. se determina qué instrumento es más apropiado para cada aplicación.
Un motivo de queja constante, y justificado, de los operadores en las instalaciones suele ser el alarmero. Rich Carpenter, de General Electric, cree que el 95% de las alarmas que generan los sistemas de control son prescindibles. Básicamente hay que atacar dos problemas: considerarlas dentro del sistema, no como avisos de valores individuales, y eliminar el “ruido”. A propósito de este tema, Bradley Ford, de Yokogawa, da siete consejos para redactar los mensajes de alarma.
Aunque hace unas semanas que se publicaron, quiero mencionar dos artículos sobre seguridad en sistemas de control. El primero, de Kerry L. Sparks, ofrece cinco consejos para proteger las comunicaciones. Se centran en evitar el acceso a la red por medio de firewalls, VPN, filtrado y segmentación. Deborah Galea, directora de OPSWAT, se dirige más específicamente a los SCADA en refinerías y plantas de gas, pero las recomendaciones son extensibles a cualquier instalación.
Por último, mencionar la batalla anunciada entre robots gigantes de Estados Unidos y Japón que, aunque no deje de ser una maniobra publicitaria bien orquestada, promete ratos de diversión el año que viene.