Marcado ATEX

publicado en: Sin categoría | 0

En muchas industrias se trabaja bajo circunstancias susceptibles de generar atmósferas explosivas. Mi experiencia en este sentido pasa por la planta termosolar Andasol 3, así como por la fábrica de superficies Cosentino. En el primer caso las sustancias inflamables son gases; en el segundo las mezclas explosivas también se pueden generar por presencia de polvo. En estas circunstancias, es preciso llevar a cabo un estudio e identificación de riesgos para definir un plan de acciones que lo reduzcan. En España la norma principal que regula estos entornos es el Real Decreto 681/2003, que traspone la directiva europea 99/92/CE (ATEX-137). También aplican el Real Decreto 144/2016, la Ley 31/1995 o la ITC29 del Reglamento de Baja Tensión. Entre otros requerimientos, se exige el uso de equipos específicamente preparados para trabajar en atmósferas explosivas, que deben contar con un marcado especial. El contenido de dicha placa debe ser acorde a la zona donde se instala, y viene determinado por la norma EN 60079-14 caso de ser eléctricos, o la ISO/EN 80079-36. Su interpretación es sencilla, aunque puede resultar farragosa a quien lo aborde desde la normativa, quizás porque se ha querido definir un sistema estricto pero al mismo tiempo versátil. Son códigos válidos, por ejemplo, CE 0163 Ex II 2G Ex de/ II/IIB T4 Gb, o bien Ex IIC 1G p T6, o también Ex mb IIIC IP67 T150ºC Dc. La interpretación se complica un poco más porque en algunas instalaciones conviven equipos recientes con otros anteriores a 2003, que se ajustan a otro sistema. En lo que sigue voy a intentar aclarar el etiquetado según normativa actual.
El marcado ATEX se compone de una serie de indicadores que expresan distintas características del equipo en relación a la zona donde se va a instalar. Lógicamente, las protecciones de éste deben ser igual o más restrictivas de lo que requiere el análisis de riesgo. Aunque los elementos del etiquetado se suelen expresar de acuerdo a un orden, éste no es significativo y el código podría entenderse con otra distribución de sus partes. Algunas de estos indicadores no precisan figurar obligatoriamente, y expresan posibles requerimientos adicionales. Otros pueden repetirse, cuando un equipo es válido para más de una circunstancia. Los componentes, necesarios o posibles, son los siguientes:

  • Marca CE. Equipo conforme con las directivas europeas.
  • Organismo. Número de cuatro cifras que identifica al organismo notificado que ha llevado a cabo las pruebas y garantiza su validez.
  • Pictograma. Símbolo específico que indica la protección contra explosión.

    Pictograma ATEX
    Pictograma ATEX
  • Grupo.Indica el área de utilización y a veces el tipo de explosivo:
    • I. Minería (grisú).
    • II. En superficie. Se puede explicitar con IIA (propano, acetona, amoniaco…), IIB (etileno…) y IIC (hidrógeno, acetileno…).
    • III. Polvo. Si se requiere más precisión, IIIA (partículas combustibles), IIIB (polvo no conductor), IIIC (conductor).
    • Nota: en ciertos marcados se expresa diferenciadamente actividad y explosivo (ejemplo: II 2G/D Ex IIA). También se puede expresar un tipo de explosivo concreto (IIB+H2).

  • Categoría. Indica la frecuencia con la que puede tener lugar la atmósfera:
    Atmósfera Zona (presencia) Categoría
    RD144/16 UNE-EN60079/14
    Gas 0 (permanente) 1G Ga
    1 (ocasional) 2G Gb
    2 (rara) 3G Gc
    Polvo 00 (permanente) 1D Da
    01 (ocasional) 2D Db
    02 (rara) 3D Dc

    Nota: En el grupo I las categorías son M1/Ma (diseño para trabajar con atmósfera explosiva) y M2/Mb (cortan la alimentación si se detecta).

  • Ex. Se ha adoptado un modo de protección normalizado. Si cumple el estándar EN60079, se nota EEx.
  • Modo de protección.
    • Gases: d (envolvente antideflagrante), p (sobrepresión interna), q/qb (relleno pulverulento), o/ob (inmersión en aceite), e/eb (seguridad aumentada), i/ia/ib/ic (seguridad intrínseca), p/pxb/pyb/pzb (salas presurizadas), n/nAc/nLc/nRc/nCc (material no productor de chispas), m/ma/mb/mc (encapsulado), op (radiación óptica).
    • Polvo: t/ta/tb/tc (envolvente), p/pD (sobrepresión interna), i/ia/ib/ic (seguridad intrínseca), m/ma/mb/mc (encapsulado). Se acompaña a veces de la letra D.
    • Equipos no eléctricos (h): g (seguridad inherente), p (presurización), d (envolvente antideflagrante), c (seguridad constructiva), b (control de fuentes de ignición), k (inmersión en líquido), t (protección por envolvente), fr (respiración restringida).
    • Nota: se pueden combinar los modos de protección. Por ejemplo, tb [ia Da] indica que la caja del equipo impide el ingreso de polvo, tiene limitada su temperatura con protección b, y posee en su interior una barrera de seguridad intrínseca, lo que lo hace válido para una zona 00.

  • Temperatura. Indica temperatura máxima que puede alcanzar el equipo. Se expresa bien directamente (T270ºC, por ejemplo), bien por grupos: T1 (450ºC), T2 (300ºC), T3 (200ºC), T4 (135ºC), T5 (100ºC), T6 (85ºC). También se pueden expresar condiciones ambientales, como -10ºC<Ta<+60ºC.
  • Protección IP frente a entrada de partículas o polvo, indicada de la forma usual.
  • Protección IK frente a riesgo mecánico, con el código usual
  • Marcados adicionales: protección contra acceso a personas (de A -acceso con la mano- a D -con un alambre-), o condiciones (H -alta tensión-, W -condiciones atmosféricas-…), componentes, etc.

Para terminar, quiero anotar que las normas ATEX se vienen actualizando con bastante frecuencia, incluidas las que afectan al marcado. Este mismo año se ha revisado la norma UNE-EN 60079-25, que cubre los sistemas eléctricos con seguridad intrínseca.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dejar una opinión