Basílica de san Isidoro en León

A los pies de la Basílica de san Isidoro, en León, se encuentra el Panteón de los Reyes, una espléndida joya del románico. Se trata del nártex del antiguo templo, y el visitante puede admirar en él una serie de frescos maravillosamente conservados. El carácter de estas escenas es fundamentalmente religioso. Sin embargo se cierran con una serie de representaciones que hacen si cabe el conjunto aún más excepcional: los doce meses del año, a modo de calendario agrícola. Otros mensarios conocidos, aunque posteriores, pueden encontrarse en San Nicolás en el Frago en Huesca o en la Bóveda de Ardanaz de Navarra.

Calendario agrícola en san Isidoro de León. Fuente: Marta Poza Yagüe
Calendario agrícola en san Isidoro de León. Fuente: Marta Poza Yagüe

Cada uno de los meses se precisa aquí por escrito y viene representado por una figura enmarcada en un círculo vestida con atuendos de la época y realizando una actividad propia de dicho momento, con la salvedad de enero, al que personifica un Jano Bifronte, que cierra las puertas del año concluido a la par que abre las del nuevo. Febrero es un anciano sentado al fuego, marzo poda una viña, abril porta dos brotes recién cortados simbolizando la primavera, mayo es un caballero cabalgando (era el mes de la guerra en la Edad Media), junio siega la cebada, y así hasta diciembre, que se muestra en forma de un hombre sentado la mesa junto al fuego.

Facebooktwitterlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.