La hora zulú

Es frecuente denominar llamar hora zulú (Z Time en inglés) al Tiempo Universal Coordinado (UTC) en contextos de navegación o militares. La expresión no deja de ser otra referencia a la hora de Greenwich, pero tiene un origen curioso que se remonta a principios del siglo XIX, cuando el matemático Nathaniel Bowditch publicó The New American Practical Navigator. En él proponía la división del planeta en franjas horarias de forma similar a como hiciera Sandford Fleming. Hay que hacer notar que en la época los relojes se adaptaban a la hora solar de la ciudad cercana más influyente, lo que daba lugar a diferencias horarias entre capitales fraccionarias. En tal maremágnum, un sistema semejante era más que deseable para los navegantes.
La idea de Bowditch era sencilla. Si se divide la circunferencia de la tierra en 24 partes, una por cada hora, tenemos fragmentos de arco de quince grados en las que se puede aproximar las manecillas del reloj a su hora central sin producir demasiado desconcierto para la población. En realidad Bowditch consideró 25 zonas, ya que situaba Greenwich en el centro de la franja correspondiente al actual GMT0 y la línea de cambio de fecha en la mitad de su franja opuesta, partiéndola en dos zonas con horas iguales referidas a distintos días. A cada una de ellas le asignó una letra, comenzando a contar a partir de lo que hoy llamaríamos GMT1, la siguiente división hacia el Este, hasta llegar a la M (omitió la J, por no existir en varios idiomas), y recomenzando después a partir de la N en dirección Oeste. Terminadas las asignaciones en la franja Y, quedó la Z para denominar la propia zona horaria de Greenwich.
La palabra zulú proviene, como es de suponer, de la designación de la última letra en el alfabeto fonético aeronáutico.

Facebooktwitterlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.